Un rally en autobús urbano

Dedico este post a los autobuseros, esta gente que no suelen dar los buenos días, tan (in)justamente criticada. Cogiendo cientos de autobuses urbanos se pueden ir identificando tres tipos de autobuseros o conductores de autobús.

-Conductor tipo Fórmula 1: Estos conductores corren todo lo que pueden, como intentando mejorar el tiempo en cada vuelta completa a la línea de autobús. Suelen cerrar las puerta (cuando las abren) antes de que termines de salir. Cogen las curvas como en un rally y pegan algún frenazo no apto para personas en las sillas reservadas. Se suelen saltar algún semáforo y suelen provocar una o dos broncas relacionadas con el tráfico en cada vuelta (por ejemplo, al salir a otro carril). Este tipo de autobús es ideal para el que llega tarde al trabajo.

-Conductor tipo bus-turístico: Va despacio sí o sí. Se para en todos los semáforos, me explico, no solo para en los que están ámbar o rojo, sino que reduce la velocidad cuando los ve en verde no vaya a ser que cambien de color. Es algo más despistado y parece que no tiene ninguna prisa en dar ni una vuelta más. Suelen llevar algún autobús ruidoso de estos que les cuesta acelerar. Este tipo de autobús es muy recomendable para abuelas mayores a mitad de la mañana, lo importante es llegar, no importa cuando; es como un bus turístico-aburrido. Este es el autobús en el que cuando está parado se pueden escuchar desde la radio del conductor las canciones de Cadena Dial y las protestas de Estudio de Guardia; esto cuando no hay un amigo del conductor dándole conversación al lado.

-Conductor profesional: Se detiene cuando tiene que detenerse, y aprovecha su carril cuando está vacío para acelerar y ganar tiempo. Abre la puerta siempre e incluso hace algún favor abriendo la puerta al que llega corriendo y llama a la puerta, al fin y al cabo su servicio es el de llevar a gente (y no solo el de ir por ahí dando vueltas). No crea problemas de tráfico pero llega a la hora. Este es el más recomendable para líneas de autobús muy transitadas donde el conductor profesional cumple con su servicio sin dar problemas a nadie.

Después de esto es cuando llegan las obras, las procesiones y las manifestaciones; es entonces cuando aún el conductor más profesional pierde los nervios, se comporta como un conductor de F1 y da un servicio peor que el de un conductor a la velocidad de un bus turístico. 

2 Responses to Un rally en autobús urbano

  1. Javi "el Largo" dice:

    Enhorabuena por tu blog, desde ayer que nos vimos y me comentaste de su existencia me lo he leido todo entero. Da gusto leerte ya que escribes tal y como te expresas.

  2. dbelanche dice:

    Gracias Javi, aunque tú si que tienes mérito desde hace tiempo creando y manteniendo webs como la de Villahermosa. Ánimo y a seguir por la red!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: