Mens sana in corpore sano

21 noviembre 2010

Después de estudiar y trabajar tanto, habrá que hacer algo de deporte. Esto supongo que es lo que piensan la mayoría en Eindhoven ya que más de la mitad de sus habitantes practica algún deporte regularmente. Seguramente se debe a que el porcentaje de gente joven es muy alto aunque también cuentan con buenas instalaciones. El Sport Center es el complejo deportivo más grande de los Países Bajos, se pueden encontrar grupos entrenándose para todo tipo de deportes. Uno de los que más les gusta es el hockey hierba.

Luego está el fútbol, aquí en Holanda es algo importante. A pesar de ser un país pequeño siempre han destacado por el fútbol y esperan ganar de una vez el mundial, si bien en privado reconocen que España mereció ganar éste último.

Hace poco tuve la suerte de ver un partido de la UEFA aquí en el emblemático estadio Philips. El PSV Eindhoven es uno de los equipos grandes de Holanda aunque últimamente no es aquel que ganó la Champions a finales de los 80. Qué le vamos a hacer, el Real Zaragoza tampoco es lo que era.

Anuncios

Las bicicletas no solo son para el verano

14 noviembre 2010

Cuando éramos críos nos pasábamos el verano en el pueblo con la bicicleta siempre de un lado para otro. Aquí en Holanda y en otros lugares cercanos pasa algo parecido. Todo el mundo tiene bicicleta y la usa para todo, yo también. Gente de todas las edades y de todo tipo de trabajo se mueve diariamente con bicicletas estilo antiguo, de éstas donde uno va más erguido.

El que vive muy lejos coge el tren (aquí hay muy buen servicio) pero el medio de transporte mayoritario es la bici, más que a pie o en coche juntos. La gente va en bici incluso cuando tiene que llevar a niños pequeños (con un carrito pegado), cuando va a la compra (bolsas en los lados), cuando llueve (paraguas incluido), cuando hace mucho frío (manos en los bolsillos; las dos, increíble). Quizá tanta bicicleta es por tradición aunque también influye que las ciudades estén bien preparadas para la bici (carriles, semáforos, vías lentas, aparcamientos).

En algunas ciudades españolas van implantando este modelo y aunque poco a poco se va avanzando en el uso de la bici, no sé si alguna vez llegará a ser como aquí. Lo que sí está claro es que la bici es muy útil y que va más allá del uso recreativo que recordábamos de Verano Azul (sintonía incluida).


Estar a la altura

7 noviembre 2010

Hace unas semanas me sentí enano por primera vez. No es que estuviese delante de un gran rascacielos de estos en los que uno va levantando la mirada durante unos cuantos segundos. Estaba entre varios compañeros en la universidad pero todos me sacaban la cabeza. Podían llevar una conversación en las alturas mientras yo miraba hacia un lado y otro girando la cabeza hacia arriba. Era una sensación extraña: una mezcla de insignificancia y agobio que intenté no tener en cuenta, aunque hubiese preferido subirme a algún escalón.

Después he leído que los holandeses son los más altos del mundo (en hombres miden de media 1,87m frente a los 1,76 de los españoles) quizá es por que comen muchos lácteos, aunque parece que está en los genes. Tanto chicos como chicas son muy altos, más bien largiruchos, como decíamos en el colegio. Simplemente. como dijo un amigo mío en medio de una calle llena de gente en Eindhoven: “aquí los españoles somos más bien pequeñotes”.