Desayuno feliz

20 junio 2011

Hacía tiempo, quizá años, que no empezaba el día comiéndome un donut. La publicidad ya nos contó lo rico que está y lo bien que se siente el que se lo come (por lo menos mientras se lo está comiendo). Parece el complemento perfecto para el desayuno y una buena forma de afrontar el día.

En estos días de junio en los que empieza a apretar el calor, por las mañanas a la sombra todavía se puede estar a la fresca. Esto es lo que hacen muchos jubilados, que ya se conocen los mejores lugares de la ciudad para “descansar” a gusto. El otro día vi a algunos de ellos sentados en uno de los bancos que hay a la sombra de un árbol. Estaban allí tranquilos en una calle amplia de esas donde el ruido de los coches no molesta. Desde la acera vi una tienda donde vendían donuts, y durante 5 minutos me senté a disfrutar de mi desayuno a la fresca. Todos nos merecemos un donuts de vez en cuando.

Anuncios

Indignación: más allá de la protesta en la calle

3 junio 2011

Hoy he pasado de nuevo por la plaza del Pilar, las tiendas de campaña y el movimiento que pide más democracia
sigue ahí, vivo pero prácticamente estancado. Tras varias semanas de acampada en diferentes plazas de la geografía española, el movimiento de los “indignados” se plantea como seguir su particular protesta.

Parece que ahora este movimiento se va a integrar en otros mayores de participación colectiva (juntas vecinales, participación online, etc. Quién sabe cuál es la mejor fórmula). Aunque probablemente también ayudaría que se hubiese llegado a una serie de propuestas concretas para ver si los que tienen poder las cumplen o no. Hasta ahora ya se han dado algunos logros, por ejemplo, mostrar que no se está de acuerdo o reflexionar acerca de las posibles soluciones. Aunque casi no se vea, todos debemos implicarnos y exigir que algunas cosas vayan cambiando a mejor.