Los que no salen por la tele

25 octubre 2011

Estoy harto de que la televisión, y especialmente algunas cadenas, haga de plataforma para gente que suele tener poco que ofrecer. Por ejemplo, esto es lo que ocurre con la gran mayoría de realities con famosos venidos a menos, famosillos y personajes poco habituales que buscan más fama. Pero ahí están, horas de emisiones, el público aplaudiéndoles, normalmente lo que se conoce como telebasura, todo vale si sube la audiencia.

El problema llega cuando estos programas y este estilo de hacer televisión se convierte en modelo a seguir y en reflejo de la realidad (cuando verdaderamente solo ofrecen una visión parcial del mundo y de la sociedad, eso cuando no siguen un guión marcado por el realizador). Quizá sea su persistencia o quizá sea el desánimo de los televidentes lo que lleva a alimentar a estos monstruos en otros lugares, en detrimento de los que no salen por la tele. Personalmente, prefiero escuchar lo
que tiene que contar la gente de la calle, los que no salen por la tele, gente más o menos normal: tus amigos, tus conocidos o cualquier persona que tenga algo de interés que contar. Por eso cada vez está más de moda no tener TV o tenerla apagada (si bien esto parece que tiene mucho que ver internet) y por supuesto, dejar de tragar lo que nos pongan.


El Sr. Jobs

6 octubre 2011

El Sr. Jobs nos deja a los 56 años de edad. Por eso hoy son numerosos los mensajes en los medios y las redes sociales que reconocen su trabajo y su persona. Destacando particularmente su trayectoria, que él mismo explicaba en el famoso video de su discurso en la graduación de la Universidad de Stanford en 2005.

Creo que es el momento de hacer cuatro reflexiones acerca de su faceta como empresario porque me parece la que menos atención está teniendo.

  1. Jobs representa una vez más el sueño americano, el hombre que parte de cero y llega a tocar el cielo. No nos olvidemos de que ese sueño solo se cumple una vez de cada mil, pero sí, alguna vez se cumple.
  2. Bill Gates escribía hoy un mensaje de condolencia diciendo que “fueron compañeros, competidores y amigos”, un buen resumen de lo que es el sistema en un mundo capitalista con sus ventajas e inconvenientes y del que Jobs ha sido un gran exponente.
  3. El ex-CEO de Apple fue un visionario cuya aportación, sobre todo en lo tecnológico es comparable a otros avances a lo largo de la historia. Ahora bien, aunque todavía tiene potencial de desarrollo, la clave es saber dar en el clavo y aportar a la sociedad aquello que necesita en cada momento.
  4. Jobs se va pero nos deja el mundo Apple: Mac, iPod, iPhone, etc. Una gran familia con filosofía propia, basada eso sí en una marca sólida y una imagen innovadora y sencilla. Veremos si sus sucesores y los equipos que están detrás de estos aparatos tan útiles son capaces de seguir explotando el filón o sí tendrá que venir otro Sr. Jobs con otra Apple distinta para volver a ilusionar a todo el mundo.