Por fin en USA

27 agosto 2009

Cuando se le pregunta a alguien por sus aficiones, muchas personas contestan que les gusta viajar. Seguramente se refieren a conocer nuevos lugares y culturas, porque creo que a muy poca gente le agrada tener que coger un avión con todo lo que eso conlleva; sino ¿por qué siempre lloran los niños cuando despega el avión?

Si hacer un viaje internacional es ya por sí algo tedioso, ir a los E.E.U.U. puede hacerse casi insoportable. No solo por todos los trámites que conlleva salir de Europa sino también por los controles y cuestionarios de todo tipo que hay que superar para pasar a la siguiente sala. Aeropuertos inmensos, interminables horas haciendo cola, oficiales de policía estrictos…

Como ejemplo: una de las primeras preguntas que me hicieron en Madrid fue si llevaba un arma. Gracias a que no estaba demasiado bronceado, ni participé en la II Guerra Mundial, ni llevaba caracoles en el equipaje, etc. quedé libre de sospecha y pude entrar en los E.E.U.U. no sin antes pasar unos nueve controles diferentes. Aun así merece la pena.

waiting line

Anuncios