Una nube de ceniza muy real

18 abril 2010

Una simple nube de humo que en un primer momento podría parecer inofensiva ha puesto en jaque a todo el sector aéreo y a una gran cantidad de viajeros en toda Europa. No obstante, estamos acostumbrados a que todo vaya tal y como lo planificamos y nos cuesta admitir que hay cosas que la humanidad no puede controlar. Algunas de estas cosas son las llamadas catástrofes naturales contra las cuales lo poco que se puede hacer es estar prevenido.

Esta nube de ceniza, que ha conseguido cerrar todo el espacio aéreo británico por primera vez en la historia, me ha sorprendido y retenido en Londres. Al menos me ha permitido dedicar más tiempo a ver la gran cantidad de lugares de interés que tiene la capital inglesa. Entre estos lugares esta el Natural History Museum y el Science Museum, allí me he dado todavía más cuenta de la cantidad de avances que ha conseguido el hombre a lo largo de la historia, por ejemplo en medicina o en ingeniería.  Y es que lo que realmente nos debería sorprender es que podamos volar a menudo como si tal cosa, y no el hecho de tener que permanecer en tierra.

Anuncios