Pobreza y obesidad

18 septiembre 2009

Según un prestigioso estudio que vimos en clase esta semana, la probabilidad de que un individuo desarrolle obesidad se incrementa en un 40% si en su entorno social hay personas obesas. Seguramente esto no nos sorprende demasiado. Después estuvimos hablando si esa probabilidad se debía a la presión social o a la falta de presión social para estar delgado.

En mi opinión estar obeso o no depender de uno mismo, hasta cierto punto. Sin embargo una de mis compañeras, sabiendo que llevo poco tiempo en EEUU, me comentó que para muchos no había opción. Resulta que la gente con menos recursos económicos no tiene más remedio que alimentarse de comida basura, comida rápida con muchas calorías y, en definitiva, poco saludable. Los alimentos frescos (especialmente pescado y fruta) y los no- precocinados son difíciles de encontrar y tienen un precio elevado.

Nunca había caído en ello; pensaba que la pobreza estaba relacionada con la desnutrición, y resulta que en EEUU es al revés. Ahora me pregunto, ¿Cómo se puede llegar a esa situación? Evidentemente hay cuestiones culturales, de desarrollo industrial y e incluso de desarrollo urbanístico (tienen un McDonald’s al lado de casa mientras que el supermercado está muy lejos para llegar andando).

¿Y la gente que quiere estar sana como complementa esa dieta “basura”? Pues algunos hacen ejercicio y la mayoría se atiborra de bebidas vitaminadas y capsulas con fórmulas que sirven para todo. ¡Qué pena!

obesityman

Anuncios